Del barbecho a la cosecha: bajar la incertidumbre y tomar decisiones acertadas

Del barbecho a la cosecha: bajar la incertidumbre y tomar decisiones acertadas

 Ir sorteando obstáculos a lo largo de la campaña, ya no es una opción. Con ACA Mi Campo los productores pueden planificar y anticiparse a los desafíos que atenten contra sus rendimientos, de una manera fácil, rápida y efectiva.  

Se aproxima la siembra de los cultivos de verano, y con ello una necesaria planificación previa de las labores que se realizarán con el fin garantizar altos rindes y la rentabilidad deseada por los productores agropecuarios. 

Sin embargo, el nivel de planificación que existe hoy en Argentina respecto de la planificación entre cultivos podría ser mayor.  

En términos generales, los productores trabajan sobre la modalidad “acción-reacción”, sin hacer un análisis previo respecto de cómo se podría comportar el cultivo y sin el asesoramiento de un profesional capacitado o de alguna herramienta tecnológica que los acompañe a la hora de tomar decisiones. 

Frente a este escenario, el Ing. Agr. Francisco Ghigo, representante zonal de ACA Mi Campo en Córdoba y el norte de Santa Fe, compartió algunas ideas. 

“Aún falta en la producción un manejo más empresarial de la actividad. Un porcentaje elevado de los productores aún no planifican estratégicamente la campaña y siguen sin aprovechar al máximo la tecnología disponible. Situación que sin dudas se espera que cambie gracias a la digitalización del agro”, sostuvo el profesional dejando en claro que se puede “hacer mucho más” que solo definir los cultivos que se van a sembrar en cada lote – siguiendo un plan de rotación-, y qué insumos y labores demandará la gestión.  

“El problema es que, al comercializar sus granos, los productores no tienen tan en claro si lo produjeron a un alto o bajo costo, por eso consideramos como fundamental realizar una planificación y control eficiente de la campaña”, sostuvo Ghigo. 

Una herramienta 360° 

En ese marco, el profesional que también es referente de la plataforma ACA Mi Campo dejó en claro que la misma le ofrece a los productores un estado de situación previo sobre cuál será la permorfance económica de los cultivos durante la campaña.  

“Por supuesto que puede variar, pero tienen la posibilidad de ir ajustando el número a la realidad productiva”, aseguró. De esta manera, se disminuye la incertidumbre y permite lograr una toma de decisiones más acertada. 

Vale recordar que, previo a la siembra, ACA Mi Campo brinda una planificación de manera automática la cual es productiva (tareas por cultivo y lote, insumos, labores, rendimientos, asignación de responsables) y económica (Margen Bruto, Costos y Rentabilidad) que surge a raíz de mucha información recopilada sobre distintas zonas agropecuarias de referencia. 

Existen a la vez, combinaciones de cultivos de fina y gruesa -ya predeterminados- que también pueden ser modificados en caso de que exista la necesidad, de manera tal que el usuario siempre tendrá un registro de lo que suceda en su establecimiento. 

“La realidad es que hoy la plataforma involucra todas las variables de gestión de un cultivo, desde el barbecho hasta la cosecha, incluyendo gastos varios como alquiler, asesoramiento agronómico y comercialización”, remarcó el ingeniero, Y agregó que la plataforma brinda la posibilidad de tener un registro de fecha de cada tarea y responsable de llevar adelante la misma.  

“Sin olvidarnos de las posibles diminuciones de rendimiento a causa de agentes bióticos, la plataforma proporciona alertas acerca de la presencia de enfermedades, plagas y malezas a lo largo del ciclo del cultivo por medio de una red colaborativa donde los diferentes usuarios -ya sean técnicos o productores- cargan lo que observan en sus establecimientos, y de esta manera todos los usuarios de ACA Mi Campo tienen conocimiento de lo que ocurre en su zona de influencia”, sostuvo Francisco Ghigo. 

En cuanto a los resultados que se pueden obtener, más allá de lo productivo, se destacan los económicos, como por ejemplo el Margen Bruto y la Rentabilidad. Al finalizar la campaña se obtienen resultados reales; es decir, el MB real, pero el MB potencial ya queda definido al inicio de la campaña cuando se lo planifica.  

“La plataforma de manera previa -tras cargar las variables pertinentes de la campaña- brinda un MB potencial y al finalizar otorga resultados reales. Mirar esta brecha da un indicio de las amenazas y fortalezas de la producción para, en próximas campañas, estar mejor preparado frente a los posibles vaivenes de la producción y, de esa forma, tomar mejores decisiones”, aseguró Ghigo.  

Y concluyó: “Estas variables planificadas pueden ser monitoreadas desde ACA Mi Campo a medida que avanza la campaña para detectar desviaciones y poder actuar anticipadamente”, concluyó Ghigo. 

Conocé todas nuestras capacitaciones

Menú