“ACA Mi Campo vino a solucionarme un gran problema”

“ACA Mi Campo vino a solucionarme un gran problema”

 Desde el norte de Santa Fe, Miguel Nobile detalla cómo se acercó no solo a la herramienta sino también al equipo de asesores de ACA, con el objetivo de hacer más eficiente el uso de los insumos a campo. 

En el departamento de General Obligado, Santa Fe, Miguel Nobile y su equipo de trabajo producen distintos cultivos en más de mil hectáreas que lejos están de caracterizarse por la calidad y productividad de sus suelos. 

En ese marco, Nobile ha logrado incorporar distintas herramientas y tipos de manejos alternativos, con el objetivo de aprovechar al máximo los ambientes, obtener los rendimientos esperados y muchas veces, incluso, superarlos. 
 

“Tenemos suelos arcillosos y no muy buenos en fósforo sino realizamos fertilizaciones estratégicas. Es una zona un tanto complicada, pero logramos manejarnos bien”, contextualizó el productor agrícola respecto de una zona donde, por ejemplo, el máximo rinde obtenido para un maíz de primera fue de 6 mil kilos/ha, con 100 kg/ha de fósforo y 150-200 kg/ha de urea.  

“En otras zonas con esta fertilización, los rindes son superiores, pero para nosotros es excepcional”, sentenció Nobile. 

Vale decir que a la rotación soja, girasol, maíz y trigo (con algo de sorgo), el productor pudo anexar una extrusora de soja en el año 2015. “La soja la molemos y hacemos expeller de soja y aceite para biodiesel. No vendemos grano, sino que le agregamos valor”, completó. 

Punto de partida hacia la digitalización 

Ya en 2012 Miguel Nobile había adquirido una sembradora de grano grueso junto con un tractor, con corte por secciones y de siembra variable.  

“La gran dificultad fue conseguir una empresa que nos ayude a realizar la siembra variable”, explicó. Y profundizó: “Fue entonces que consulté a la Unión Agrícola de Avellaneda y después con el INTA Reconquista, donde me hicieron una prescripción. Pero al correr del tiempo, empecé a averiguar de qué forma podía avanzar y me comentaron de la App ACA Mi Campo”. 

De allí en adelante, todo fluyó sobre rieles: el año pasado comenzó a trabajar de manera conjunta con los ingenieros Francisco Ghigo y Facundo Rohlmann, ambos técnicos de ACA Mi Campo, quienes realizaron las prescripciones correspondientes y hoy en día lo siguen asesorando para aprovechar al 100% la herramienta digital que propone la Asociación de Cooperativas Argentinas. 

“ACA Mi Campo vino a solucionarme un gran problema: no conseguía una empresa de la zona que me haga las prescripciones para la sembradora. La simplicidad que tiene esta App es excelente. Es lo que buscábamos”, reforzó Miguel Nobile desde el norte de Santa Fe.  

Destacando la importancia de contar con las tecnologías adecuadas y sin perder de vista la conectividad necesaria para realizar de manera rápida y eficaz todas las operaciones, el productor explicó que utilizar la App es sencillo, con acciones simples de poner en práctica.  

“Desde ACA Mi Campo escuchan al usuario y aceptan las críticas con el fin de seguir mejorando”, valoró también el productor, que continúa trabajando junto a todo su equipo de trabajo por agregar valor en sus producciones. 

En cuanto a las funcionalidades de la App, Nobile destacó a aquellas que sirven para hacer un eficiente seguimiento de lotes, determinar Márgenes Brutos por lote y lógicamente, las prescripciones. “Presta un muy buen servicio porque podés hacer un seguimiento de distintos tipos de indicadores, con el objetivo de mejor la toma de decisiones”, sostuvo. 

“Por los costos en nuestra zona, tenemos varios lotes que son tierras salitrosas; por más que apliquemos fertilizante, sabemos que será difícil lograr resultados. Es por esto que ACA Mi Campo es realmente una solución para ser eficientes en el uso de los insumos y aplicarlos exclusivamente en la tierra productiva. Realmente recomiendo la herramienta”, concluyó Miguel Nobile.

Conocé todas nuestras capacitaciones

Menú