Matías Charmandarian: “ACA Mi Campo está en línea con las tendencias globales”

Matías Charmandarian: “ACA Mi Campo está en línea con las tendencias globales”

El responsable de la plataforma de agricultura digital de ACA para la gestión agronómica y económica del campo, visitó Agritechnica 2019, a los efectos de conocer las principales innovaciones para el agro.

La industria global del agro se reunió nuevamente en la ciudad alemana de Hannover para participar de Agritechnica, feria mundial especializada en maquinaria y tecnología agropecuaria, donde las principales empresas del sector presentan las últimas innovaciones en maquinaria, productos y tecnología aplicada. 

Hannover, Alemania, el mundo, la Argentina y ACA Mi Campo. Esa conexión parece ser una de las conclusiones de Matías Charmandarian, responsable del desarrollo de ACA Mi Campo, la plataforma de agricultura digital con la que la Asociación de Cooperativas Argentinas se propone facilitar la gestión agronómica y económica de los productores agropecuarios.

“Agritechnica era una cita estratégica, el lugar donde conocer las tecnologías más novedosas, las innovaciones en maquinarias más recientes y los principales desarrollos a nivel mundial sobre herramientas digitales aplicadas a la agricultura, como inteligencia artificial, internet de las cosas, sensado remoto, entre muchas otras. Volvimos con mucho entusiasmo al comprobar que ACA Mi Campo está en línea con las tendencias internacionales”, explicó Matías Charmandarian.

¿Cuáles son las principales novedades?

Una de las principales novedades de hoy es la integración de datos. El productor genera muchísima información a partir de las maquinarias que se usan para la producción, y cada una de ellas, en el mejor de los casos, las almacena en la propia plataforma de cada maquinaria. Por otro lado, mucha de la información que se genera no se utiliza para procesarla y tomar decisiones. La gestión de todos esos datos resulta muy engorrosa si es necesario  pasar de una plataforma a otra, con información que no es compatible entre sí. Hoy se ve un cambio de paradigma de parte de las empresas que tiene que ver con no tener cautivo al cliente sino permitirle operar sus datos en la plataforma que prefiera. 

¿Hay novedades en cuanto a la recolección de esos datos?

Las maquinarias más nuevas ya están conectadas a la plataforma de la marca que las fabrica. Para las anteriores, las que no vienen conectadas de fábrica, existen dispositivos que al ser instalados permiten recolectar datos y subirlos directamente a la nube. Esto brinda la posibilidad de visualizar online, en tiempo real, los datos que transmiten las maquinarias a medida que los van generando. 

Cada vez hay más información en menos tiempo, ¿cómo procesarla para que sea útil para la producción?

La clave está en la inteligencia artificial. Son modelos que no solo analizan la información que recolectan, sino que tienen un motor de conocimiento que “aprende” con el tiempo y es cada vez más preciso y potente en sus análisis y recomendaciones. Eso es algo muy valioso a la hora de tomar decisiones vinculadas a la producción.

¿Cuál es la propuesta de las principales marcas para vender sus innovaciones?

Todo los proveedores, ya sea de maquinarias, productos o herramientas de gestión, tiene el mismo norte que es el tiempo. Se trata de buscar la forma en que el productor no solo gane dinero, sea eficiente y tenga una producción rentable, sino también que gane tiempo que pueda disponer para su vida personal. Si una marca le puede ofrecer eso al cliente, es muy probable que le siga comprando sus productos.

Un ejemplo de esto es el servicio que ofrecen algunos concesionarios, que visualizan en tableros de control y en tiempo real la información que generan las maquinarias que comercializan. 

Así, si detectan, a través de los distintos sensores que tienen instalados, que se reporta un error que puede provocar una rotura o, en el peor de los casos, la parada de la máquina, se ocupan de ir al campo donde está operando y reparar el problema antes de que cause mayores consecuencias.

¿Tuvieron en cuenta esta tendencia al planificar ACA Mi Campo?

Antes de comenzar el desarrollo de ACA Mi campo nos propusimos identificar, a través de encuestas y grupos de opinión con productores e ingenieros agrónomos, qué cosas les preocupaban que puedan llegar a ser solucionables a través de la tecnología, y uno de los temas más recurrentes fue el interés en ganar tiempo libre. Hoy vemos que es una tendencia a nivel mundial. Nosotros tratamos de avanzar en ese sentido, y eso implica muchas decisiones, como, por ejemplo, que la plataforma sea integral para no tener que ir saltando de una herramienta a otra. Además, como los productores utilizan insumos y maquinarias de diferentes marcas, generar convenios con otras plataformas para poder centralizar toda la información.

¿Pudieron avanzar en esos acuerdos?

Esta integración entre las distintas plataformas de maquinarias de diferentes marcas para permitir el tráfico de datos es algo en lo que ACA Mi Campo viene trabajando hace tiempo. 

Ya tuvimos conversaciones con John Deere y CNH (Case y New Holland) para lograr que la información que producen las maquinarias que ellos comercializan pueda ser relevada y gestionada a través la plataforma de ACA Mi Campo.

¿Qué se puede hacer para promover el uso de tecnología en el campo?

En Agritechnica se notó la tendencia a disminuir las barreras en la incorporación de tecnología, que tienen que ver con, por un lado, bajar el costo de acceso y, por otro, bajar el nivel de esfuerzo en cuanto a los conocimientos que se necesitan. En ACA Mi Campo vemos que, para poder reducir los costos y que la unidad de negocios siga siendo rentable, la clave está en la masividad, es decir, en incorporar muchos usuarios a la plataforma. En ese sentido, el gran valor que tiene ACA es que representa 55.000 productores en todo el país, una masa crítica muy interesante para lograr eso. Y en cuanto a bajar el nivel de conocimiento necesario para utilizarla, buscamos un diseño que sea amigable, fácil de usar, que no requieran de conocimientos previos. La herramienta digital tiene que ser un vehículo para producir más y mejor pero no debe requerir una capacitación ni un esfuerzo para poder utilizarlo.

¿Cuál es la situación de la Argentina en ese sentido?

En cuanto a maquinaria, la Argentina cuenta con las últimas novedades y va al ritmo del mercado internacional. En lo que todavía falta desarrollo es en infraestructura en conectividad y en desarrollo de plataformas digitales que sean integrales y manejen toda la información tanto en lo que refiera a la parte productiva como en la gestión del campo, y eso es justamente uno de los objetivos de ACA Mi Campo. 

(Recuadro ) 

¿Qué otras innovaciones destacadas se vieron en Agritechnica?

Pudimos ver varias, entre ellas un electrocutador de malezas, que las controla por descarga eléctrica mediante  un dispositivo montado sobre un tractor; un sensor de suelo que analiza en tiempo real los nutrientes del mismo y se puede conectar a una fertilizadora para hacer aplicaciones variables en tiempo real; una sembradora para intersiembra de pasturas sin dañar las plantas existentes y con variación automática de la cantidad de semilla a aplicar según los faltantes de plantas en las pasturas; un robot sembrador y pulverizador automático; un mega dron para pulverizaciones de fitosanitarios selectivo que se carga de producto y energía de manera autónoma, entre muchas otras.

(Recuadro ) 

Agricultura digital: ¿Cuál es la propuesta de la Asociación de Cooperativas Argentinas?

ACA Mi Campo es una aplicación que provee servicios de agricultura digital enfocada en la gestión agronómica y económica de las empresas agropecuarias; es un conjunto de herramientas para que el productor pueda gestionar sus lotes a través de múltiples fuentes de información, como por ejemplo, el uso de imágenes satelitales y los índices que se obtienen de procesarlas. El objetivo que persigue es simple: producir más con menos, incluyendo la gestión del riesgo de la producción. 

Al vincular prestaciones que se encuentran en varias aplicaciones, como índices satelitales o monitoreo de cultivos, con la inteligencia artificial, le permite al productor considerar una cantidad de variables muy difícil de gestionar sin la ayuda de la tecnología, y contar así con mejor información para tomar mejores decisiones. Además, ACA Mi Campo tiene como valor diferencial que integra no solo la parte de producción sino también la parte de gestión ya que una es consecuencia de la otra y viceversa, por ende, en la administración del campo deben estar sumamente integradas. Es por eso que la plataforma brinda la posibilidad de planificar la producción, realizar su seguimiento y gestionar los resultados, contando para ello con el asesoramiento de los técnicos de las cooperativas y CDC, a través de la misma plataforma. Por lo tanto, ACA Mi Campo potencia los lazos entre los productores y el movimiento cooperativo.

“Podemos pensar las funcionalidades en dos aspectos, la gestión agronómica y la gestión económica. En relación con la primera, destacamos la visualización desde la plataforma de los índices radiométricos, que tienen que ver con el monitoreo de la salud de los cultivos, y la ambientación, que se refiere a la división del lote en sectores según su potencialidad productiva”, explicaron desde ACA. Y completaron: “Además, a partir de la información que se obtiene mediante la funcionalidad de Margen Bruto, el productor puede elegir cuál es la rotación de cultivos económicamente más conveniente de sembrar ese año y luego ambientar sus lotes con distintas zonas productivas, de alta, media y baja productividad, y elegir el pack de insumos (fertilizantes, semillas y agroquímicos) que mejor se adapte a cada uno. El objetivo de este análisis es obtener los mejores índices de productividad para cada ambiente”.

Conocé todas nuestras capacitaciones

Menú